Lewis y su última chance para torcer el rumbo

El GP de Brasil se presenta como la última chance de Lewis Hamilton de torcer el campeonato 2021 a su favor. Las grandes actuaciones de Max en Rusia y en Austin condicionaron a Lewis.

El calendario avanza y las oportunidades cada vez son menores para Lewis Hamilton. Si bien los diecinueve puntos que le lleva Max Verstappen el Campeonato de Pilotos no son una gran diferencia en sí mismos pero son casi decisivos para la suerte del heptacampeón en esta temporada fenomenal que está concluyendo.

Lewis tiene que conseguir un buen resultado en Brasil. Y entiéndase por bueno que Hamilton pueda terminar por delante de Max para que este no le amplíe la diferencia. Cualquier otro resultado en el cual Verstappen saque más puntos significará decir adiós al campeonato. El campeón está acorralado y no tiene alternativas.

Lewis voló en la clasificación, más tarde fue descalificado y ahora tiene un panorama complicado.

Intentar todo

Ni Lewis ni Mercedes disponen de otra opción que no sea que Hamilton quede por delante de Max. Y si el piloto inglés consigue ganar tanto la carrera sprint como el gran premio del día domingo mucho mejor. La única opción válida es que el oriundo de Stevenage se lleve más puntos en el bolsillo que el número 33. Eso es lo que contará al final del día.

Por ese motivo es que los ingenieros y estrategas de Mercedes también decidieron implementar un nuevo cambio de motor de combustión interna en el auto número 44. La idea es asentarlo en Brasil y tener un motor prácticamente nuevo en los tres últimos grandes premios del año.

Los alemanes tenían dudas con la confiabilidad del anterior ICE y por ello no quisieron correr riesgos. Haber sido el King of Speed en la clasificación es un elemento muy contundente al respecto aunque no le haya servido de nada.

Es muy finita la línea que separa la gloria del desastre absoluto. Y Toto Wolff y compañía lo saben muy bien. Por ello es que Mercedes no se guarda nada y decidió contraatacar fuertemente. Sabe que no tiene tanto hilo en el carretel y que deben remontar una realidad un tanto adversa.

Si finalmente Max logra llevarse más puntos que Lewis tendremos una clara inclinación en el favoritismo hacia el piloto neerlandés ya que las matemáticas, implacables y frías como son, nos mostrarían una tendencia casi irreversible.

Lewis debió declarar por el escándalo del DRS.

Todo mal para las aspiraciones de Lewis

El motor que Hamilton usó en México venía herido de muerte para la carrera en São Paulo donde la altura del circuito es un condicionante para estas UPs que trabajan a regímenes muy altos y muy cerca del límite. Por ello los ingenieros decidieron cambiarlo. En una carrera sobre el llano lo hubiesen utilizado pero no en la altura de la ciudad brasileña.

Y sumado a ello ahora tenemos el escándalo del DRS. La FIA corroboró que la apertura del mismo superaba los 85 milímetros y por ello sancionó al equipo y al heptacampeón. Lewis largará la carrera sprint desde el fondo y a la posición final que obtenga habrá que sumarle otros cinco lugares en la grilla de partida del domingo por el reemplazo de un nuevo ICE. Lewis la tiene muy difícil pero un campeón herido siempre da pelea. No lo olvides, siempre.

El equipo liderado por Toto Wolff no pudo ayudar a Lewis a cambiar la decisión de los comisarios.

Fotos: gentileza Mercedes AMG F1.

Gonzalo Ferrer

Periodista deportivo especializado en Fórmula 1. También disfruto del fútbol, rugby, básquet y tenis. Canalla y Serpiente. Rock, mucho rock.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 25 de noviembre de 2021

    […] montar un nuevo ICE en el auto número 44 para contrarrestar el poder del RB16B de Verstappen. Era imperioso que Lewis termine esa carrera por delante de Max. Hamilton tuvo una reacción extraordinaria ante el peligro inminente que significaba para su […]

Dejá un comentario