¿Escudería El Chucrut?

El equipo alemán tuvo un fin de semana para el olvido en Mónaco y cometió todo tipo de errores. Primero complicaron a Lewis Hamilton con una parada horrible en boxes y casi en simultáneo le arruinaron la carrera a Valtteri Bottas. Ojo, sigue siendo el mejor equipo de la Fórmula 1.

Normalmente son el mejor equipo del paddock por escándalo, eso es indiscutible. Pero a veces actúan como verdaderos amateurs y cometen todo tipo de errores. Y estos van desde lo estratégico como le hicieron al pobre Lewis hasta piezas defectuosas como la tuerca de la rueda delantera derecha de Valtteri que pareció ser comprada en una subasta clandestina en lo profundo de Warnes.

¿Es justo pegarle a quién está besando la lona? No, claro que no. Pasa que el equipo angloteutón es la referencia actual de la Fórmula 1 y uno no espera semejante e inoportuna defección por parte de ellos. Si en el pasado le caíamos a Mattia Binotto (tranquis, para él también hay en otra nota durante la semana) es justo caerle a Toto Wolff. El austríaco no está nada feliz y la reunión post carrera debe haber sido menos agradable y amena que enrolarse en la Legión Extranjera.

Lewis Hamilton perdió la punta del campeonato a manos de Max Verstappen.

La bronca de Toto Wolff

El Team Principal y accionista de Mercedes es un hombre que sabe disimular muy bien sus emociones aunque en esta oportunidad se notaba su fastidio: Unas cuantos gritos se van a escuchar en Brackley al respecto…

“Valtteri, este fue un día desastroso para él y para nosotros. Nos faltó ritmo durante todo el fin de semana, es tan simple como eso, y luego la falla en la parada en boxes que tuvimos es algo que debemos entender porque limamos completamente la tuerca de la rueda. Y con Lewis, simplemente no teníamos el ritmo en el auto.

Toto Wolff al momento de analizar lo sucedido en el Gran Premio de Mónaco.
Toto Wolff realizó durísimas declaraciones a la prensa.

Lewis, víctima del fuego amigo

Vuelta 29. Lewis Hamilton es llamado por Peter Bono Bonnington a boxes para intentar hacerle un undercut a Pierre Gasly ya que es muy difícil pasar en pista a otro auto en Mónaco. El heptacampeón cumplió con el pit stop en el momento más inoportuno ya que el francés mantuvo su puesto (hizo su parada en la siguiente vuelta) y de yapa fue superado por Sergio Pérez y Sebastian Vettel ya que tardó demasiado en calentar las cubiertas ya que había calzado neumáticos duros y estos tardan un poco más en alcanzar la temperatura óptima para su mejor desempeño.

“Perdimos muchos puntos hoy por un desempeño realmente pobre del equipo. Definitivamente estoy un poco sorprendido por eso, pero estas cosas se envían para probarnos. Nos costó tres lugares. Realmente no tengo una reacción. Creo que hablaremos a puertas cerradas y trabajaremos juntos para tratar de salir de esto más fuertes. Tuvimos un rendimiento inferior como equipo durante todo el fin de semana desde el principio, así que nos centraremos en la próxima carrera”.

Las furiosas declaraciones de Lewis luego de la carrera hablan cabalmente de su grado de enojo. Los errores fueron varios pero el más notorio fue el momento elegido por Mercedes para mandar a boxes a su piloto estrella. Todo esto traerá unas cuantas reuniones en Brackley para corregir detalles. No hay que equivocarse creyendo que Mercedes está acabado o algo por el estilo. Cuando cometen esta clase de errores generalmente salen fortalecidos. Y la victoria de Max es una mojada de oreja para ellos.

Lewis Hamilton quiere revancha en Bakú. Esta temporada nos está regalando una pelea extraordinaria con Max.

Liquidando a Valtteri

Valtteri Bottas es un piloto al que mucha gente ningunea sin razón alguna. Esperan de él cosas que no sucederán nunca con el actual status quo que hay dentro de Mercedes. Su misión no es pelear con Lewis sino ser su escudero y aportar los puntos necesarios para que Mercedes gane la Copa de Constructores. Y le pagan muy bien por ello.

Cuando entró en boxes en la vuelta 31 para cambiar sus cubiertas blandas por neumáticos duros fue el comienzo del fin para el piloto finlandés que estaba cumpliendo un buen papel en una carrera bastante chata desde lo que ocurría dentro de la pista. La famosa tuerca warniana se puso rebelde y no hubo manera de quitarla para cambiar el neumático. Los mecánicos se dieron por vencidos luego de un minuto de batalla. ¿Pieza defectuosa? ¿Pieza deformada? Veremos que dice la investigación interna que deberá llevar adelante el equipo. Lo que sí está claro es que es un papelón que una simple tuerca haya vencido al equipo con más recursos de la Fórmula 1.

La tuerca rebelde. La pistola neumática se comió el encastre de la misma.

Las consecuencias

Mercedes saldrá fortalecido de esta cadena de errores. No es un equipo que se sienta relajado ni mucho menos. Mónaco es tradicionalmente incómodo para la marca de la estrella. Y esto le sucede aún ganando. Esta gaffe será la comidilla de todo el mundillo ( y de los aficionados, of course) de la Fórmula 1 en estos días y nada más.

Al campeonato aún le quedan dieciocho carreras y las batallas por venir son más importantes que esta carrera en Mónaco ya que la misma es cosa juzgada. Lo peor que puede hacer Red Bull es subestimar el poder de recuperación que tiene el equipo liderado por Toto Wolff. Lo bueno es que sólo van cinco rounds de esta maravillosa pelea. En dos semanas sabremos si los gritos de Toto surtieron efecto, mientras tanto soñemos con un campeonato parejo.

Fotos: gentileza Mercedes AMG F1.

Gonzalo Ferrer

Periodista deportivo. En los 90 hablaba de rugby en la radio y ahora escribo sobre Fórmula 1. Rock, mucho rock.

Dejá tu comentario...