¿Y si el clima juega a favor de la Scuderia?

Ferrari tuvo que utilizar un mapeo más conservador en la unidad de potencia de la SF21 en el Gran Premio de Baréin debido a las altas temperaturas registradas en el país asiático. Por ello en Imola se le abre una gran oportunidad al equipo italiano para sumar buenos puntos.

El mítico equipo italiano tuvo una complicadísima temporada 2020 por la interminable novela con el motor de la SF1000 y el famoso acuerdo secreto con la FIA. Por este convenio el equipo italiano debió fabricar un motor en tiempo récord con resultados desastrosos. Pero en el 2021 la cuestión parece cambiar bastante. En el pasado Gran Premio de Baréin las SF21 de Carlos Sainz y Charles Leclerc tuvieron un buen debut pese al clima extremadamente caluroso imperante en el Reino.

Carlos Sainz quiere seguir sumando puntos en su primer año en la Scuderia.

Debido a este calor es que los ingenieros de Ferrari decidieron utilizar un mapeo de motor más conservador para que éste no trabaje al límite ya que se sobrecalienta muy fácilmente. Esta nueva unidad de potencia está en pleno desarrollo y dando sus primeros pasos de vida. Pero lo que fue una desventaja en el país perteneciente al Golfo Pérsico se puede transformar en una gran ventaja en Imola.

Mattia Binotto debe gestionar al equipo en esta transición hasta el 2022 que entre en vigencia el nuevo reglamento.

Esto es porque en la primavera italiana son un tanto impensables esas temperaturas tan altas en la región de la Emilia-Romagna. Ferrari redujo las distancias con sus competidores en un cincuenta por ciento al menos con este nuevo impulsor. Habrá que ver los resultados en el Gran Premio del Made in Italy e Dell’Emilia-Romagna pero a priori están por buen camino. Ferrari quiere ser el tercer equipo por detrás de Red Bull y Mercedes.

Charles Leclerc también aspira a estar más arriba pese a las declaraciones de ocasión.

Al no padecer temperaturas tan extremas el motor podrá elevar su rendimiento sumado al nuevo paquete aerodinámico que utilizarán en el circuito Dino y Enzo Ferrari. Y como aún no se sabe cual es el techo de este auto es que los tifosi sueñan con llevarse algunos puntos gordos. ¿Lo lograrán?

De paseo por Baréin.

Fotos: gentileza Scuderia Ferrari.

Gonzalo Ferrer

Periodista deportivo. En los 90 hablaba de rugby en la radio y ahora escribo sobre Fórmula 1. Rock, mucho rock.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.