Red Bull quiere arrasar con el dominio de Mercedes

El equipo austríaco dirigido por Christian Horner tiene la gran oportunidad de pelearle a Mercedes el predominio de la Fórmula 1 en la temporada 2021. Sus notables avances con el RB16B y el motor Honda lo ponen un pasito por delante de los Toto’s boys. ¿Podrán terminar con la hegemonía que el equipo alemán detenta desde el 2014?

Luego de los tests de Baréin se podía intuir algo que iba más allá de lo que se podía apreciar a simple vista. No olvidemos que los equipos siempre esconden sus intenciones antes del inicio del campeonato. Los chicos de Milton Keynes fueron a los tests de pretemporada solamente para mostrarle el motor Honda a Mercedes y a decirles con un gran in your face que ellos podían destronarlos. Unos días antes del comienzo del campeonato hice referencia en este posteo sobre las fortalezas que tiene Red Bull para quitarle el liderazgo que ostentan los teutones ininterrumpidamente desde el 2014.

Y claro que Toto Wolff y James Allison tomaron nota al respecto. Por eso la preocupación con el inocente cambio reglamentario sobre el fondo plano que les trajo tantos problemas a los teutones. Aunque tampoco les vamos a creer todo lo que dicen ya que sabemos que exageran la nota.

El engaño es parte de cualquier deporte, es una condición sine qua non y no existe actividad deportiva en la cual no se ponga en práctica. Vamos a los ejemplos de siempre. ¿Cuántas veces Mercedes hizo equivocar a los demás equipos (sobre todo a Ferrari) con los amagues para entrar en boxes? ¿Y Lewis que vive con sus neumáticos muertos? Claro, ahora te doy sólo ejemplos de la Fórmula 1 pero en el fútbol y en el rugby siempre vas a encontrar estos hechos para despistar a los rivales.

No confundir gordura con hinchazón

¿Qué quiero decir con esto? Que no confundamos la gravedad de los problemas de Mercedes porque sigue siendo el equipo más fuerte del paddock pese a los problemas de diseño que tiene el W12 ya que su bajo rake no se lleva nada bien con el cambio reglamentario del fondo plano. ¿Por cuánto tiempo? No lo sabemos pero en Baréin nos dieron una muestra de ello. Porque Lewis manejó impecablemente en esa ocasión pero el equipo supo ponerlo en una situación más que favorable para poder vencer a Max.

Pongamos en perspectiva que pese a sus problemas Mercedes ganó la primera competencia del año con Lewis y el equipo que lo apoyó e hizo fantásticamente bien su trabajo. ¿Valtteri? Pareciera que aún sigue de vacaciones pese a su tercer puesto. El finlandés es muy buen piloto pero a veces da la impresión que sólo hace lo necesario y nada más. Y Mercedes lo necesita ya. Los alemanes siguen siendo claramente el equipo a batir.

Toto Wolff festejando con Valtteri Bottas y Lewis Hamilton el séptimo título para la escudería anglogermana.

El challenger quiere dominar el centro del ring

Christian Horner, Adrian Newey y el doctor Helmut Marko son gente por demás inteligente. Y saben del potencial que tienen entre manos con el RB16B y con la formación actual del equipo. Tener a Checo y Max trabajando en la misma escudería es casi como decir que tienen la mejor alineación posible de la categoría. Y si a eso le sumamos un auto maravilloso la ecuación cierra por todos lados. ¿Red Bull tiene los argumentos suficientes para dejar de ser el retador y transformarse en una auténtica amenaza para las Flechas de plata negras?

Les costó mucho crecer como equipo pero lo lograron. Y este asoma como el mejor momento de Red Bull en el Gran Circo después de años. Un chasis exquisitamente diseñado por Adrian Newey (un chasista de la hostia), un motor potentísimo firmado por Honda y dos pilotos en el mejor momento de su carrera. Eso es lo que tienen los austríacos para ofrecernos y para llenar de dudas a las huestes de Toto. Nada más y nada menos para intentar destronar a la reina Mercedes. Y eso no es poco.

¿Checo Pérez contará algunos secretos del motor Mercedes?

Es cuestión de animarse

Claro que no alcanza solamente con actitud pero sólo con los recursos técnicos del equipo tampoco. Y allí hay una gran convergencia hacia el objetivo de pelear ambos campeonatos porque todo lo que te conté antes del inicio de la temporada quedó plasmado en resultados. A Red Bull ahora le queda avisparse en la parte estratégica para que no se le vuelva a escapar otra carrera como sucedió en Baréin. Auto y motor tienen, motivación sobra y poseen una pareja de pilotos ambiciosa y madura. Sí, el reinado de Mercedes tambalea más que nunca.

Fotos: gentileza Mercedes AMG F1 y Prensa Red Bull Racing Honda.

Gonzalo Ferrer

Periodista deportivo. En los 90 hablaba de rugby en la radio y ahora escribo sobre Fórmula 1. Rock, mucho rock.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.