El hammertime faltó a la cita

Valtteri Bottas ganó de manera un tanto sorpresiva el Gran Premio de Rusia tras el error de Lewis Hamilton y del equipo Mercedes que le costó una penalización de diez segundos, Max Verstappen terminó segundo y Lewis tercero. Gran carrera de Checo Pérez, Daniel Ricciardo , Charles Leclerc y Pierre Gasly. ¿Qué le pasa a Mercedes?

Indudablemente la carrera y la posibilidad que Lewis Hamilton alcance el récord de 91 victorias en la categoría se diluyeron momentos antes de la largada cuando el bueno de Lewis se puso a practicar largadas en un lugar indebido y los comisarios deportivos decidieron sancionarlo con dos penalizaciones de cinco segundos cada una a cumplir cuando hiciera su pit stop y con la quita de dos puntos de su Super Licencia… Este papelón sumaría un nuevo capítulo horas más tarde cuando la dirección de carrera, a cargo del cada vez más cuestionado Michael Masi, decide sancionar al equipo alemán con € 25.000 (para Mercedes es un chiste una multa de esa naturaleza) y devolverle los puntos a Hamilton en su Super Licencia. No quiero engancharme en que la FIA o Liberty Media están tratando de frenar a Lewis pero todo suena muy raro porque quien pierde siempre es Lewis y no Mercedes. Stop.

Primero sancionaron a Ferrari cuando su cuestionada SF90 (un auto es-pan-to-so sólo superado por la 312 T5 de 1980 y la SF1000 en ese aspecto, la F1/87/88 no entra allí porque fue el segundo mejor auto por detrás, y muy lejos por cierto, que el McLaren MP4/4 de 1988) comenzó a poner en aprietos al W10 e hicieron un acuerdo secreto con la FIA sobre la legalidad del motor italiano. Lo extraño es que las pruebas las consiguieron desde adentro de la casa de Maranello mediante espionaje industrial y las pruebas hechas por la entidad con sede en París no pudieron demostrar que el cuestionado motor sea ilegal, luego le quitan a Mercedes el party mode para que haya más paridad (y dejar sensación de justicia) pero las flechas de plata negras siguen ganando y por último ya se fijan en todo lo que hace Lewis Hamilton desde como sube al podio hasta la cara que pone ante preguntas incómodas para ver si le quitan algún puntito de la Super Licencia. A los díscolos hay que enseñarles como sea… Y sabés bien que estoy muy lejos que Lewis me guste como piloto

Lewis Hamilton saluda a Valtteri luego de la carrera. El inglés igual será campeón del mundo.

Otro punto a tener en cuenta es el nombramiento de Stefano Domenicali, hombre muy ligado a Ferrari ya que trabajó veintitrés años allí, como CEO de la Fórmula 1. ¿Jean Todt en la FIA y Stefano en Liberty Media pueden intentar frenar a Mercedes? Veremos pero este movimiento es un tanto inquietante en este aspecto así que permítanme dudar. Te quito por acá y te doy por allá parece ser el lema así todo parece más equitativo para el ojo del espectador promedio y pueda haber sensación de igualdad, nada nuevo bajo el sol así que mejor volvamos a la carrera

Play. La largada fue caótica porque aún no se había cumplido una vuelta cuando Charles Leclerc (está atravesando una etapa de aprendizaje pero le está pesando ser el piloto número uno del equipo) tocó al canadiense Lance Stroll y lo hizo abandonar junto a Carlos Sainz para que entre Bernd Mayländer (este año tiene muchísimo laburo) con el Safety Car y se quede unas cuantas vueltas en la pista. Antes que esto ocurra Valtteri superó en la largada a Max Verstappen aprovechando el lado limpio de la pista ya que al RB16 le costó arrancar. El finlandés fue por Lewis y casi lo logra (creo que se hubiese visto una lucha interesante ahí) cuando sucedió todo el lío de Charles, Lance y Sainz en la mitad de la parrilla que derivaron en los dos únicos abandonos de la competencia.

Max festeja con su equipo el segundo puesto obtenido.

Recordemos que dentro de los diez primeros solamente Max Verstappen y Valtteri Bottas largaron con gomas amarillas así que contaban con una ventaja importante pero no decisiva en los papeles. Estaba previsto que los neumáticos blandos en Sochi no duren más de doce vueltas aunque Hamilton podía exprimirlos un poco más. Y allí nace el segundo ¿error? de Mercedes (el primero fue autorizar a Lewis a practicar largadas en una zona prohibida) porque en lugar de estirar la parada de Hamilton (las gomas sufren menos desgaste con el Safety Car ya que este circula más lento) hasta la vuelta 21 lo metieron en boxes en la 16 para calzarse neumáticos duros y cumplir con los diez segundos de penalización que tenía pendientes.

Hace unos días atrás escribí una nota sobre Mercedes y lo bien ensamblado y aceitado que está el funcionamiento del equipo pero parece que en esta carrera cometieron, al igual que en Italia, errores perfectamente evitables con Lewis lo cual me lleva a pensar que las equivocaciones son siempre para el mismo lado y que están buscando darle un poco de emoción a un campeonato que ya tiene dueño de no ocurrir algún hecho impensado e inesperado… Que las cosas parezcan tan fáciles para ellos es hasta contraproducente para la imagen del equipo aunque la culpa es de los rivales que no saben estar a la altura ni desde lo organizativo ni desde lo deportivo y desde lo político.

Checo Pérez cumplió una gran actuación y terminó cuarto.

Luego de la parada en boxes Lewis queda relegado al puesto once y desde allí construyó una gran carrera que le permitieron escalar hasta el tercer puesto para poder sumar quince preciosos puntos para la definición del campeonato (¿alguien duda que así será?) que viendo como se desarrollaron los acontecimientos no está nada mal. Corrió treinta y siete vueltas con esos neumáticos duros y luchó hasta donde pudo luego de un fin de semana con problemas varios. Es por lejos el mejor piloto de su generación y es difícil que alguien pueda hacerle sombra en este momento.

Y si nos concentramos en las vicisitudes de Lewis es porque Valtteri tuvo que dejar su rol de escudero y transformarse en actor principal. Y vaya si lo hizo bien porque dominó la carrera sin darle el más mínimo resquicio a Max Verstappen para que se acerque demasiado. El finlandés es un gran piloto cuando se olvida del rol que debe cumplir en Mercedes…

Antes de la carrera Seb festejó sus 250 grandes premios en la categoría, fue lo mejor que le pasó el fin de semana…

Las cosas en Ferrari mejoraron un poquito con las nuevas actualizaciones del auto pero es evidente que la SF1000 no va ni para atrás ni para adelante más allá del sexto puesto (esto suena como a un triunfo viendo las condiciones actuales del coche, es para llorar) de Charles Leclerc . Cuando le preguntaron a Sebastian Vettel, luego de la piña que se pegó el sábado en la clasificación, si el problema era que perdió el eje trasero de la SF1000, el alemán respondió que el problema era todo el auto y no sólo el eje trasero. En Ferrari sigue el pase de facturas que la aleja de los puestos de vanguardia porque solamente preparan un auto para sumar puntos en esta absurda guerra de todos contra todos, la italianidad al palo. A buen entendedor…

El denostado y despedido Sergio Checo Pérez hizo un carrerón con su RP20 sin actualizaciones (las que iban a ser para él terminaron siendo para Stroll pero el hijo de Lawrence no duró ni una vuelta) que lo llevaron a un meritorio cuarto puesto. Insisto con el mismo concepto: Aston Martin sería un equipo muchísimo más fuerte para la temporada 2021 con la llegada de Sebastian Vettel si en lugar de rajar al piloto mexicano papá Lawrence hubiese mandado a Lance a otro equipo para que haga más experiencia.

Daniel Ricciardo hizo una gran carrera con su RS20 que le hizo escalar hasta el quinto puesto de la clasificación a él y a Esteban Ocon llegar séptimo. No hay ni recuerdos de las mala performance del RS19 del año pasado ya que para esta temporada el dirigido por Cyril Abiteboul corrigió los errores de diseño y el resultado es un muy buen auto que le permite a Ricciardo pelear más arriba.

Este circuito de Sochi no es el que mejor espectáculo brinda dentro del calendario de la Fórmula 1 pero en esta carrera cumplió ya que la única parte aburrida la hizo Valtteri con su conducción soberbia que le permitieron ganar el gran premio sin ningún tipo de sobresaltos ya que cuando entró en boxes salió primero nuevamente y casi sin despeinarse. Y tenés que ser muy buen piloto para lograr hacer una carrera aburrida y predecible en la punta sin darles opciones reales a tus rivales, en este caso Max con su irregular RB16. Lo apetecible visualmente para el espectador estuvo desde la remontada de Hamilton para abajo.

El título del día es que Lewis Hamilton no pudo alcanzar el récord de 91 victorias de Michael Schumacher y que lo intentará dentro de dos semanas en Alemania (¿casualidad?) en el Gran Premio de Eifel que se correrá en el mítico circuito de Nürburgring y que esto es sólo una pequeña demora para agrandar su leyenda.

Fotos: gentileza Mercedes AMG F1, Red Bull Racing, Scuderia Ferrari, Racing Point y Fórmula 1.

Gonzalo Ferrer

Periodista deportivo. En los 90 hablaba de rugby en la radio y ahora escribo sobre Fórmula 1. Rock, mucho rock.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.