Habemus pacen

Finalmente habrá consenso y se vienen las nuevas reglas que regirán en la Fórmula 1 a partir de la temporada 2021.

Se llevó a cabo en el día de ayer una reunión en París entre la FIA, Liberty Media y los equipos para terminar de delinear el nuevo reglamento que regirá a partir de 2021 y que se votará, a más tardar, el 31 de octubre de este año. Entre las cuestiones más notorias están la no estandarización de los frenos por lo que cada equipo elegirá su proveedor, un poco más de creatividad para jugar con la aerodinámica (lo más fácil de ver serán los alerones traseros ya que tendrán un tamaño bastante más grande que el actual para que se pueda poner más publicidad en los mismos), el congelamiento parcial de los motores térmicos para no disparar los costos y por último se le siguió dando el poder de veto a Ferrari aunque de una manera más acotada respecto al que tiene actualmente.
Por otra parte también se decidió no hacer esa ridícula carrera de clasificación de unos cuarenta y cinco minutos de duración los días sábados que incluía una parrilla invertida el día domingo para largar la carrera. Un mamarracho por donde se lo mire, sin vueltas. También se decidió, en un rapto de cordura y sensatez,  mantener la actividad en pista los días jueves y viernes. 
El reglamento fue modificado parcialmente por sugerencia de los equipos para que los autos no sean todos iguales como pretendían Chase Carey y su gente y ahora parece haber llegado la paz a la Fórmula 1.
Si bien los autos a partir de la temporada 2021 serán bastantes diferentes a los actuales en algunas cosas, los equipos tienen razón en sus planteos y Mattia Binotto, jefe de equipo de Ferrari, sostuvo hace unos días atrás que ellos estaban en contra de la estandarización de las piezas porque perdían competitividad e iba en contra de la esencia de la Fórmula 1.
Faltan unos días para que este nuevo acuerdo se firme y sepamos como será la categoría en poco más de un año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.