Cuando Lewis alcanzó a Schummy

El Gran Premio de Turquía 2020 fue la competencia más entretenida de la temporada debido al clima y al repavimentado de la pista. Lewis Hamilton ganó el GP y se coronó campeón por séptima vez. 

Nadie esperaba en la previa del Gran Premio de Turquía una carrera como la que se terminó dando por culpa del clima y del repavimentado de la pista. Cuando se vio en los entrenamientos libres la mejoría de Ferrari, el liderazgo de Max Verstappen y los problemas de Mercedes la percepción sobre la misma comenzó a cambiar.

Y esto se acentuó durante la clasificación del sábado cuando Lance Stroll consiguió su primer pole position y en la cual los Mercedes quedaron lejos. Parecía que se le complicaba la obtención del campeonato a Lewis Hamilton en esta carrera pero el inglés siempre saca un conejo de la galera

Lewis Hamilton tiene una legión de odiadores sin sentido alrededor del mundo. Esta gente sólo se fija en cosas que no hacen a un piloto de Fórmula 1 (debería importarles como maneja y no como se viste, eso es asunto de él) o minimizan sus logros pero se pierden de disfrutar todas las cualidades técnicas que posee el piloto inglés. Mejor vamos a divertirnos con la carrera…

El festejo con el equipo luego de obtener su séptimo campeonato.

Una loca largada bajo el agua

El joven Lance tuvo una largada impecable en condiciones muy difíciles. Fue el líder durante gran parte de la carrera pero en la segunda mitad su rendimiento se desplomó. Max tuvo largada espantosa ya que su RB16 no traccionó lo suficiente y arrancó muy despacio. 

El gigante Sebastian Vettel escaló desde la sexta fila hasta el cuarto puesto con una largada impecable. Todo lo que hizo Ferrari en la temporada 2020 para perjudicar a Seb no tiene nombre. Y el alemán no sólo es un campeón dentro de una pista sino que lo es también afuera por sus actitudes.

El ritmo frenético impuesto por los Racing Point al principio provocaron que Max Verstappen en su afán de seguirlos haya cometidos varios errores. Ese asfalto y el agua no perdonan. Por ellos Lewis Hamilton y Valtteri Bottas andaban penando por detrás de los punteros. Los dos únicos pilotos que hicieron pie durante toda la carrera y no se equivocaron fueron Checo y Seb.

Checo Pérez condujo magistralmente bajo el agua y se quedó con el segundo puesto.

Avísenle a Pirelli que la pista está repavimentada…

Ver a los autos yéndose de la pista fue una constante de todo el fin de semana. Queríamos espectáculo y Pirelli y la organización (¿no se hablan entre ellos?) nos regalaron en cantidades industriales.

¿Qué pasó? Mientras los italianos escogían los compuestos la organización del gran premio decidió reasfaltar la pista y parece que nadie se percató hasta que vieron que los autos no tenían nada de agarre porque al nuevo pavimento le faltaba el grip que deja el caucho pegado al mismo…

Esa falta de comunicación entre tanos y turcos benefició enormemente a quienes aman la Fórmula 1… Cuando la pista se comenzó a secar un poco comenzó el desfile por boxes para cambiar las gomas de lluvia extrema por las intermedias logrando que los récords de vuelta cayeran aún más.

Max quiso adelantar a Checo en una zona imposible (la curva 11) luego del Safety Car nuestro de cada carrera y perdió el control del auto por lo que debió entrar nuevamente a boxes. El holandés es muy fuerte técnicamente y un piloto muy aguerrido pero a veces comete este tipo de errores.

El mejor podio del 2020.

La resurrección de Seb

Hasta esta carrera Sebastian Vettel había tenido una temporada decepcionante por diversos motivos que incluyeron varias agachadas por parte de la Scuderia. Incluso tuvo que tragar saliva cuando Mattia Binotto lo denigró tras la carrera de Portugal y seguir trabajando duro para tratar de mejorar.

Este tercer puesto es obra de él y de quienes tratan de ayudarlo dentro del equipo aún sabiendo que no le dan el mismo coche que a Charles. Incluso su segundo pit-stop fue horrible, los mecánicos de Il Cavallino Rampante siempre se equivocan con él

Todo eso y mucho más se tuvo que bancar el piloto alemán ante una estructura que en vez de contenerlo (¿alguien en su sano juicio puede decir que es un piloto liquidado?) lo maltrató hasta con crueldad.

Menos mal que solamente le quedan tres carreras a esta pesadilla. Y ojalá que en Aston Martin le vaya más que bien por las humillaciones recibidas durante este caótico e inolvidable 2020. La Scuderia siempre se devora a sus pilotos

Sebastian Vettel demostró que no está acabado y que es un piloto de la hostia.

Soberbia remontada que valió un campeonato

En la primera mitad de carrera Hamilton estuvo tanteando el terreno y luego de entrar a boxes para calzar neumáticos intermedios decidió atacar para asegurarse el título ya que Valtteri estaba dando pena en el fondo del pelotón y ya no era un problema.

Luego de la segunda parada de Lance, Lewis apretó el acelerador y con la ayuda del DRS le sacó la primera posición a Checo. A partir de allí decidió que una sola parada estaba bien y se dedicó a ampliar la ventaja sobre sus competidores, iban apenas 36 vueltas.

La emoción se trasladaba a sus perseguidores ya que Max estaba nuevamente en ritmo, Vettel y Leclerc hacían rendir al colchón de dos plazas viniendo de frente, Albon quería demostrar que sí puede ser piloto de Red Bull en el 2021 y Carlos Sainz iba para delante con su MLC35.

Para ponerle más dramatismo a la cuestión desde los equipos afirmaban, Ferrari fue el primero en comunicarlo, que la lluvia se haría presente sobre el final. Y el final fue a toda orquesta porque Charles supera a Checo pero se pasa y se le cuela Seb para conseguir un maravilloso e impensado tercer puesto.

Lewis debió remontar desde atrás y condujo como un auténtico campeón mientras que Checo hizo un carrerón.

Lewis alcanzó a Schummy

El piloto inglés consiguió su séptimo título e igualó al mítico Michael Schumacher. Nadie ganó más que ellos dos y tendrá que pasar mucho tiempo para que ello pase. Lewis es un más que merecido campeón. Los pilotos que están en este podio son gente sacrificada y trabajadora. Nadie les regaló nada.

Ganó Lewis Hamilton y reafirmó que es el mejor de esta época por lejos mientras que sus rivales están dos pasos por detrás de él en todos los aspectos. Supo elegir bien a su equipo y tiene un talento único para convertir a su auto en una extensión de su cuerpo. En vez de criticarlo sin piedad celebremos ya que estamos viendo como alguien hace historia delante de nuestras narices. ¡Salud Lewis!

Posiciones finales del Gran Premio de Turquía.

Nota escrita por Gonzalo Ferrer en DDMO – deportes desde mi óptica el 16/11/2020.

 Fotos: gentileza Mercedes AMG F1, Prensa Fórmula 1Racing PointScuderia Ferrari

Gonzalo Ferrer

Periodista deportivo especializado en Fórmula 1. También disfruto del fútbol, rugby, básquet y tenis. Canalla y Serpiente. Rock, mucho rock.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 13 de octubre de 2021

    […] de los neumáticos de Charles Leclerc se iba a pique rápidamente. El inesperado suelo abrasivo (¿Otra vez no se hablaron la gente de Pirelli y de la organización del GP?) contribuyó a […]

Dejá un comentario